Música y ritmos Andinos

El área andina comprende desde el límite norte de Chile con Perú y Bolivia hasta Copiapó, en lugares donde la música adquiere gran importancia. Antiguamente muchas personas tenían conocimientos musicales especialmente en familias de músicos, donde los integrantes formaban las diferentes bandas de pueblos, especialmente para las festividades religiosas, como navidad, carnavales, semana santa, fiesta de patronos, Pachamama, honores a la Virgen, la siembras de papas o pachallampe, etc.

De forma característica el canto es al unísono y en el caso de participar mujeres estas deben hacerlo en un registro muy agudo.

Algunos ritmos que se destacan son:

Huayno o trote, baile festivo donde imperar las zampoñas, percusiones y solos de quena.

Taquirari,  ritmo originario en los llanos selváticos de Bolivia. Este ritmo permite el baile en parejas.

Cachimbo, danza festiva, donde participan quenas, bronces y percusión.

zabu-k - taquirari

Destacamos un taquirari del grupo boliviano Los Kjarkas incluido en el disco “Hermanos” de 1993, que Zabu-k interpreta en su repertorio “Pando”

Pando, De selva y bajío

De inmenso y bravío vive en soledad

Pando, De playa y palmera

La novia que espera

Y en olvido

Tienes

De hermosa doncella

De linda y palmera

Cuerpo de mujer

Eres

Cenicienta y bella

De curvas caderas

Que el rio formo

 

Ruge el jaguar

En sombra luz y tempestad

Entre castaña y siringa se durmió

Entre tu historia de abandono y soledad

Nuestra esperanza de progreso se durmió

Ruge el jaguar

En sombra luz y tempestad

Entre castaña y siringa se durmió

Entre tu historia de abandono y soledad

Nuestra esperanza de progreso se durmió

Pando

De selva y bajío

De inmenso y bravío vive en soledad

Pando

De playa y palmera

La novia que espera

Y en olvido

Tienes

De hermosa doncella

De linda y palmera

Cuerpo de mujer

Eres

Cenicienta y bella

De curvas caderas

Que el rio formo

 

Ruge el jaguar

En sombra luz y tempestad

Entre castaña y siringa se durmió

Entre tu historia de abandono y soledad

Nuestra esperanza de progreso se durmió

Ruge el jaguar

En sombra luz y tempestad

Entre castaña y siringa se durmió

Entre tu historia de abandono y soledad

Nuestra esperanza de progreso se durmió